Que las fiestas navideñas no empañen tu felicidad

Que las fiestas navideñas no empañen tu felicidad

Hay personas que durante estas fechas navideñas se sienten anímicamente peor que durante el resto del año.  Eso se llama “Depresión navideña” o “Blues Navideño”.

Mi idea es hablar de los estados emocionales internos, evitando echarle la culpa a la sociedad de consumo (soy feliz cuanto más tengo, esta es época de gastar, gastar…) y estereotipos (si me falta alguien debo estar triste) en la que vivimos.

La idea principal es que tienes todo el derecho del mundo a decidir conscientemente que no te gustan las navidades y vivir estos días como tu quieras.  Estas ideas son para las personas que no disfrutan de las navidades y si les gustaría disfrutar de ellas.

Es importante empezar por descubrir cuál es la causa por la cual yo me siento mal en Navidad, y a partir de ahí ver cómo lo puedo solucionar

También es importante ser conscientes de que las navidades coinciden con los días más cortos y fríos, y eso afecta negativamente a nuestro estado de ánimo. Nuestra energía está más baja. Darnos permiso para no estar tan alegres como en otras épocas.

Otra idea que nos ayudará a minimizar el efecto negativo de la navidad es pensar que es algo pasajero. No olvides que tiene fecha de caducidad.  Aprovecha para observarte estos días y así podrás adquirir herramientas para que otros años no te afecten negativamente.

Nunca olvides que la actitud positiva te ayudará a vivir estos días de otra manera, que los años anteriores hayan sido de una manera no define como tiene que ser este año.  El cambio está en tus manos.  Poner en práctica lo que hemos comentado muchas veces, nosotros tenemos el poder de bloquear los pensamientos negativos e incluso de pasarlos a positivo.  Que estas fiestas no te hagan feliz no quiere decir que permitas que te hagan estar más triste.

Cuatro de las razones por las que podemos sentirnos mal estos días. Y como evitarlo.

  1) La falta de personas queridas.

-Todos hemos perdido a personas importantes en nuestra vida, estos días podemos vivirlos desde la ausencia o desde el recuerdo agradable de tiempos pasados.  Es normal echarlos de menos y tener momentos de tristeza, pero debemos evitar que se adueñe de los momentos que este año compartiremos con nuestros seres queridos.  Reunirte con amistades o familiares y disfrutar de su compañía, no implica traicionar la memoria de alguien que ya no está, es seguir valorando lo bueno de la gente y de la vida.

2) Efecto rebote de la “obligación” de tener que estar feliz y disfrutar de estas fiestas.

Debemos darnos cuenta de cómo nos afecta es rechazo a la “obligación” de estar felices. No se trata de que estemos felices por obligación, pero tampoco de estar peor por culpa de ello.

3)  Nos estresan las compras, organizar comidas y las obligaciones sociales.

Organízate para evitar el estrés.

Relájate, la idea es estar con la gente que quieres y eso siempre sale bien.

Aprende a decir NO a algunas de las obligaciones sociales.  Si algo no te apetece hacerlo no lo hagas o trata de minimizarlo.  Eso no quiere decir que te encierres y veas a la gente menos de lo que les sueles ver habitualmente.  El estar con los amigos y disfrutar de ellos eleva tu estado de ánimo. Puede que inicialmente no te apetezca, pero no dejes que sean las fechas las que te priven de ellos.

Reservarnos tiempo para nosotros mismos, para hacer lo que queramos o para sencillamente no hacer nada.

 

-Darnos cuenta de que se termina el año y no hemos cumplido los objetivos que nos propusimos cuando empezó.

Acostúmbrate a ponerte objetivos más accesibles y también a no sentirte culpable por  no cumplirlos.  Date un tiempo para reflexionar por los objetivos que si has cumplido y, si quieres, a pensar en los que te gustaría cumplir el año que viene.  SMART

Otro par de ideas para pasar bien estas fechas.

-Mantener, incluso intensificar, hábitos saludables nos ayudará a llevar mejor estos días.  El ejercicio nos aliviará y la buena alimentación evitará que nos bajen las defensas por una mala alimentación.

-Busca actividades que te hagan sentir bien, como colaborar con alguna causa social.  Como decía el maestro budista Ole Nydhal: “Cuando pensamos en nosotros mismos tenemos problemas, cuando pensamos en los demás tenemos tareas”.

 

          -Recuerda, hay cosas que no puedes cambiar, pero siempre podrás cambiar tu reacción ante la situación actual. En lugar de sentirte mal, practica la celebración de la vida real, con todas sus peculiaridades.

 

¡¡Felices Fiestas!!  –  ¡¡Felices Siempre!!

Ana~Babybruji

Deja un comentario